Cuando estudias arquitectura, muchas veces tendrás que crear maquetas a escala, pese a que no hay un curso académico que te enseñe a hacerlas correctamente. En este artículo encontrarás un tutorial paso a paso para crear una maqueta a escala y no morir en el intento.

Tutorial para crear una maqueta a escala

Aquí encontrarás las pautas a seguir para crear una maqueta desde cero, tomando en cuenta el objetivo del modelo (mostrar una urbanización, representar el proceso de un diseño o una construcción detallada). Aunque estas maquetas requieren de un tiempo y presupuesto diferente cada una, el proceso básico para hacer una maqueta es el siguiente:

1. Elección de la escala

Elegir la escala significa elegir el tamaño de la maqueta y es lo primero que debes decidir. Esto dependerá de lo que desees representar, el detalle con el que desees hacer el diseño y sobre todo tu presupuesto o material.

2. Elige los materiales

Para este proyecto es necesario saber con qué vas a construir la maqueta y cómo lo harás. Es recomendable hacer una lista en donde ordenes los materiales que usarás y la cantidad de cada uno.

El material del modelo a escala puede ser uno solo o una lista variada, dependiendo de la función que pueda cumplir cada uno en el diseño, para producir el resultado que quieras.

Está el cartón, las cartulinas, la glicerina, la macilla, el acetato, la madera, entre otros. De la misma manera, en función de estos materiales que usarás debes elegir un tipo de pegamento para las piezas.

3. Diseño

Diseña o dibuja la idea que tienes. Puedes calcar las piezas a tamaño real o puedes dibujar las partes en AutoCAD, imprimirlas y usarlas como moldes para recortar las piezas a pegar.

4. Corte y replanteo

Esta es de las partes donde se debe tener más cuidado. Dependiendo de tu material, debes de cortar las piezas con una herramienta adecuada a su estructura.

En esta fase debes tener bastante precisión y seguridad al realizar los cortes para no herirte las manos y es ideal usar una regla para que los resultados sean limpios y precisos. En caso de que estés usando un cutter, debes afilarlo cada cierto intervalo de tiempo.

Haz este proceso encima de una superficie plana, sin ningún objeto cerca que pueda salir dañado por error. Protege la superficie con plástico para no hacerle cortes innecesarios.

5. Preparación de las piezas

Antes de unir las piezas, es recomendable hacerle un acabado previo a cada una de ellas, lijando o eliminando los posibles desperfectos e irregularidades que puedan tener. La fijación y unión de las piezas es un proceso minucioso, demanda mucha paciencia de tu parte.

6. Unión de los anexos y estructuras

Una vez que todas las piezas estén ordenadas, usarás el pegamento de tu preferencia para unirlas, según el diseño de la maqueta. Hay que tener cuidado con la cantidad de pegamento que uses, ya que este material puede dañar las piezas o manchar la maqueta. Si necesitas separar dos piezas, no te preocupes, puedes usar una hoja fina de papel para separarlas sin cometer errores.

7. Acabado final

Después de pegar todas las partes y haber armado la maqueta, solo queda esperar a que el pegamento seque y podrás hacer un pequeño lijado en las imperfecciones que puedan haber para darle un buen acabado.

Se le pueden agregar detalles pequeños a tu proyecto, tales como personas, árboles o muebles, dependiendo de las condiciones de la solicitud inicial y el efecto que desees crear.

Ahora, crea tus maquetas de forma divertida, siguiendo estos pasos y representa los diseños de arquitectura que más ames.

Write Your Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías

Archivos