Hobbies y aficiones interesantes

¿No encuentras qué hacer en tu casa durante la cuarentena? Puedes intentar divertirte con cualquiera de los hobbies y aficiones interesantes que encontrarás en este artículo, y mejorar tu creatividad e inteligencia.

Lista de hobbies y aficiones interesantes

Los hobbies y aficiones más interesantes son las que encontrarás a continuación:

Tocar un instrumento musical

Es un hecho conocido que la música puede estimular funciones del cerebro como las emociones más fuertes y aumentar los niveles de los químicos que brindan un buen estado de ánimo. Escuchar música o crear música aumenta la capacidad de la memoria.

A su vez, tocar un instrumento ayuda a mejorar la paciencia, disciplina, concentración y  perseverancia, ya que es una práctica que requiere tiempo y energía para ser perfeccionada.

Leer libros

El hábito de la lectura reduce niveles de estrés y ayuda a mantener la calma y buen estado de ánimo, al mismo tiempo que mejora tus capacidades cognitivas y tu conocimiento general.

Meditar con regularidad

Meditar es una gran manera de sentirte en control, en paz contigo mismo, de deshacerte del estrés y llegar a un estado de calma en donde puedes hacer planes y organizar tus pensamientos de una manera sana y mejor.

Ejercicios mentales

Hacer actividades o juegos que se presentan como desafíos para la mente, ayudan a mejorar distintas habilidades cognitivas y a mantenerlas fuertes. A través de juegos como las adivinanzas, el ajedrez, el sudoku, juegos de mesa y las sopas de letras, se puede entrenar el cerebro, la agudeza mental y se previene la demencia senil.

Hacer una rutina de ejercicio

Aunque entrenar tu mente con actividades recreativas mantiene tu cerebro sano, también los ejercicios físicos pueden hacerlo, ya que reducen la tensión y ayudan a mejorar el sueño. El ejercicio cardiovascular ayuda al flujo de sangre en el cerebro, lo cual mejora su rendimiento.

Además, el ejercicio físico te mantiene activo y sano físicamente, y te vuelve más fuerte.

Aprender idiomas

Estudiar un nuevo idioma te ayudará a conocer más sobre otras culturas y te permitirá comunicarte de manera clara en países diferentes, además de brindarte beneficios en la búsqueda laboral. También mejora la memoria y facilita la capacidad de aprender nuevas cosas.

Escribir

Puedes escribir historias o simplemente desahogar tus emociones y pensamientos mediante la escritura. De esta manera, podrás colocar en palabras lo que piensas.

La escritura ayuda al manejo de las emociones, la creatividad e imaginación, la comprensión lectora, las habilidades lingüísticas y, por supuesto, a saber expresar lo que piensas con claridad.

Viajar y explorar

Viajar implica tiempo y presupuesto, pero en caso de poder hacerlo, es uno de los mejores hobbies. Viajar a un lugar diferente significa aprender de las personas nuevas, la cultura, su estilo de vida, su idioma o expresiones, y su gastronomía.

Hacer un viaje siempre es una experiencia positiva que puede ayudarte a estimular tu imaginación al conocer nuevas maneras de vivir y pensar en un lugar diferente.

Cocinar

Siempre es divertido y una gran idea aprender a cocinar para mejorar tus habilidades culinarias, preparar los platos que más te gustan sin tener que comprarlos y, a su vez, esto te ayudará a concentrarte en los detalles, realizar múltiples tareas al mismo tiempo y probar cosas nuevas.

Dibujar y pintar

Dibujar no es solamente para artistas profesionales o quienes estén estudiando. Esta actividad ayuda a estimular tu imaginación, para representar tus ideas gráficamente, contribuye al manejo de las emociones y sirve incluso como terapia psicológica, aumenta tu concentración y perseverancia.

Sin importar a cuál hobby quieras dedicarte, cualquiera de estos pasatiempos te ayudará a estimular tu inteligencia y emociones.

¿En qué consiste el modelismo naval?

Si te gustaría conocer sobre el modelismo naval de barcos reales o de ficción, así como sus orígenes en el mundo, te encantará leer este artículo. Descubre en qué consiste el modelismo naval.

¿Qué es el modelismo naval?

Es una práctica o hobby que se trata de hacer a mano prototipos, maquetas o representaciones de embarcaciones de tamaño mediano o pequeño. Son populares por la delicadeza y perfección de estas maquetas detalladas, que son adquiridas por coleccionistas de barcos a pequeña escala o por amantes de la arquitectura náutica.

Antes de ser usadas como decoración para hogares o como objetos de colección, tenían otro propósito. Aquí descubrirás la historia del modelismo naval.

Historia del Modelismo Naval.

Aunque parezca increíble, los orígenes del modelismo de barcos datan de la era antes de Jesucristo. En Oriente, hubo un hallazgo en 1929 que reveló la antigüedad de los barcos a pequeña escala dentro de la Barca de Eridú, que pertenecía a Mesopotamia. Este prototipo se podría decir que era del año 5000 antes de Cristo. También fueron encontrados muchos ejemplares en la tumba de Tutankhamon.

Según varias investigaciones, se confirma que el modelismo naval tenía propósitos meramente religiosos, al ser usado como una ofrenda a los difuntos que los acompañaría en su muerte. Algunos modelos de embarcaciones eran creados para cumplir promesas con navegantes que habían hecho viajes peligrosos.

Por otro lado, dentro de las iglesias en Latinoamérica hace varios siglos, diferentes modelos navales eran colgados en los techos como parte del credo. Sin embargo, en el siglo XVII el modelismo naval comenzó a ser usado en Inglaterra y Francia como un requisito obligatorio para obtener el permiso de construcción para embarcaciones en ese entonces. A su vez, también España adoptó esta ley, con el objetivo de tener una base previa a la construcción de los barcos.

Muchos de los buques de la Armada Española fueron diseñados mediante un modelo a pequeña escala. Estos modelos fueron previamente trasladados al Museo Naval de Madrid, y se creó una de las colecciones de barcos a pequeña escala más importante a nivel mundial.

Con el paso del tiempo, esta práctica se convirtió en la pasión de muchas personas amantes de la arquitectura de barcos, de las maquetas a pequeña escala y las técnicas para crear estos modelos se perfeccionaron.

¿Qué materiales se utilizan para los modelos navales?

Los primeros prototipos que se encontraron fueron tallados a base de terracota, un modelo hecho con este material es la Barca de Eridú. Pero a medida que pasó el tiempo, el diseño y fabricación de estas maquetas se perfeccionó al incluir materiales como la madera, el latón, fibra de vidrio, plástico, papel, metales, entre otros.

Tipos de modelismo naval

Existen dos corrientes a seguir cuando se fabrica un modelo naval, no solamente se toma en cuenta a los materiales. Existen dos tipos de modelismo naval:

Modelismo estático

Este tipo de modelos no producen ningún tipo de movimiento ni tienen elementos interactivos, se busca que sean muy realistas y usualmente se usan como decoración o en los museos. Se caracterizan por tener muchos detalles y no se les debe de usar como juguetes, pues son piezas de arte muy valiosas.

Modelismo navegable

Los modelos navegables son diseñados principalmente para, como su nombre lo indica, la navegación. Incluyen detalles al igual que el modelo estático, pero también incorporan el equipo necesario para navegar, así como otros accesorios que lo hacen divertido, como lanzamisiles o cañones. Es la verdadera réplica de un navío en miniatura.

¿Te parecieron interesantes los antiguos orígenes del modelismo naval? Puedes crear o coleccionar tus propios modelos de embarcaciones de ensueño, ¡anímate!

Coleccionar barcos, una afición curiosa y dedicada

Existen diferentes tipos de hobbies que te ayudan a mejorar funciones cognitivas y además entretienen en grande. Pero hay una afición en particular que resulta muy interesante y consiste en coleccionar barcos, descubre todo sobre este peculiar hobby en este artículo.

¿Qué es coleccionar barcos?

Es el hábito de conservar copias de modelos navales de embarcaciones, barcos de vela, lanchas, yates, entre otros. Son pequeñas representaciones de modelos hechos con distintos materiales como la madera, arcilla, plastilina, cartón, acetato y glicerina. Estos modelos de barcos a pequeña escala son usualmente muy detallados y requieren de mucho trabajo.

Los coleccionistas de barcos usualmente los usan como decoración en sus hogares, otros tienen una fijación por adquirir o crear la mayor cantidad posible de barcos en miniatura. También, suelen coleccionar modelos a escala construidos dentro de botellas de vidrio.

Este tipo de coleccionismo ha tenido una gran popularidad a través del tiempo, tanto es así que existen museos en países como Estados Unidos y España dedicados a mostrar los mejores ejemplares de modelismo naval.

Una de las razones por las cuales esta afición sigue siendo popular hoy en día, se debe al gran valor histórico y financiero de modelos mundialmente conocidos, que son originarios de hace más de 4 siglos atrás. Originalmente, estos modelos a escala eran un requisito para obtener el permiso para construir embarcaciones en países de Europa como Inglaterra, Italia, Francia y España.

¿Qué es el coleccionismo?

El coleccionismo es la inclinación por agrupar, organizar y adquirir en gran masa un determinado producto o tipo de artículo en específico.

Existen tipos de colecciones famosas alrededor del mundo como el coleccionismo de libros o arte y también existen otros no tan conocidos. Es una afición sana, pero algunas personas llegan a obsesionarse y crear una adicción hacia ciertos objetos o el afán de poseer.

¿Cuáles son los tipos de coleccionismo?

Existen muchos tipos de coleccionismo de objetos en diferentes categorías o ámbitos. Muchos de estos tipos son tanto antiguos como nuevos, algunos de ellos incluso tienen su propio nombre. A continuación, los tipos de coleccionismo más conocidos:

  • Bibliofilia: afición por coleccionar libros de distintos géneros. Esta es la más antigua y conocida de esta lista.
  • Calendofilia: coleccionismo de calendarios, tamaño bolsillo.
  •  artofilia: se trata de adquirir la mayor cantidad posible de postales originarias de distintos lugares en el mundo o de un país específico.
  • Conquiliología: esta es una afición común entre los amantes de la flora y fauna marina, pues consiste en coleccionar conchas de moluscos.
  • Filatelia: es el hábito de coleccionar y agrupar distintos tipos de sellos.
  • Glucofilia: afición por coleccionar sobres de azúcar que incluyen mensajes usualmente entretenidos.
  • Loterofilia: coleccionismo de números o series de loterías  locales.
  • Muñecofilia: esta es una afición de las más comunes, el coleccionismo de muñecas de juguete de distintas marcas.
  • Notafilia: coleccionismo de billetes o monedas provenientes de épocas pasadas, de distintos países o tipos.
  • Scriptofilia: es el hobby de agrupar y guardar documentos antiguos de todo tipo.
  • Viñetofilia: otro tipo de coleccionismo muy famoso es el de coleccionar viñetas cómicas o novelas gráficas, ya sean modernas o clásicas
  • Vitofilia: coleccionismo de sellos de los cigarrillos o puros.
  • Medallofilia: fijación por juntar una gran cantidad de medallas, de cualquier tipo.
  • Filumenia: la afición por coleccionar cajas de fósforos o cerillas.

¿Compartes algunas de estas aficiones?, ¿te gustaría empezar a coleccionar un tipo de objeto en particular? Recuerda que convertirte en un coleccionista de cosas como barcos a escala puede enseñarte a ser más organizado, dedicado y perseverante, pero no hay que dejar que se convierta en una adicción. ¡Colecciona los mejores modelos navales de barcos!

¿Cómo hacer maquetas a escala?

Cuando estudias arquitectura, muchas veces tendrás que crear maquetas a escala, pese a que no hay un curso académico que te enseñe a hacerlas correctamente. En este artículo encontrarás un tutorial paso a paso para crear una maqueta a escala y no morir en el intento.

Tutorial para crear una maqueta a escala

Aquí encontrarás las pautas a seguir para crear una maqueta desde cero, tomando en cuenta el objetivo del modelo (mostrar una urbanización, representar el proceso de un diseño o una construcción detallada). Aunque estas maquetas requieren de un tiempo y presupuesto diferente cada una, el proceso básico para hacer una maqueta es el siguiente:

1. Elección de la escala

Elegir la escala significa elegir el tamaño de la maqueta y es lo primero que debes decidir. Esto dependerá de lo que desees representar, el detalle con el que desees hacer el diseño y sobre todo tu presupuesto o material.

2. Elige los materiales

Para este proyecto es necesario saber con qué vas a construir la maqueta y cómo lo harás. Es recomendable hacer una lista en donde ordenes los materiales que usarás y la cantidad de cada uno.

El material del modelo a escala puede ser uno solo o una lista variada, dependiendo de la función que pueda cumplir cada uno en el diseño, para producir el resultado que quieras.

Está el cartón, las cartulinas, la glicerina, la macilla, el acetato, la madera, entre otros. De la misma manera, en función de estos materiales que usarás debes elegir un tipo de pegamento para las piezas.

3. Diseño

Diseña o dibuja la idea que tienes. Puedes calcar las piezas a tamaño real o puedes dibujar las partes en AutoCAD, imprimirlas y usarlas como moldes para recortar las piezas a pegar.

4. Corte y replanteo

Esta es de las partes donde se debe tener más cuidado. Dependiendo de tu material, debes de cortar las piezas con una herramienta adecuada a su estructura.

En esta fase debes tener bastante precisión y seguridad al realizar los cortes para no herirte las manos y es ideal usar una regla para que los resultados sean limpios y precisos. En caso de que estés usando un cutter, debes afilarlo cada cierto intervalo de tiempo.

Haz este proceso encima de una superficie plana, sin ningún objeto cerca que pueda salir dañado por error. Protege la superficie con plástico para no hacerle cortes innecesarios.

5. Preparación de las piezas

Antes de unir las piezas, es recomendable hacerle un acabado previo a cada una de ellas, lijando o eliminando los posibles desperfectos e irregularidades que puedan tener. La fijación y unión de las piezas es un proceso minucioso, demanda mucha paciencia de tu parte.

6. Unión de los anexos y estructuras

Una vez que todas las piezas estén ordenadas, usarás el pegamento de tu preferencia para unirlas, según el diseño de la maqueta. Hay que tener cuidado con la cantidad de pegamento que uses, ya que este material puede dañar las piezas o manchar la maqueta. Si necesitas separar dos piezas, no te preocupes, puedes usar una hoja fina de papel para separarlas sin cometer errores.

7. Acabado final

Después de pegar todas las partes y haber armado la maqueta, solo queda esperar a que el pegamento seque y podrás hacer un pequeño lijado en las imperfecciones que puedan haber para darle un buen acabado.

Se le pueden agregar detalles pequeños a tu proyecto, tales como personas, árboles o muebles, dependiendo de las condiciones de la solicitud inicial y el efecto que desees crear.

Ahora, crea tus maquetas de forma divertida, siguiendo estos pasos y representa los diseños de arquitectura que más ames.

Categorías

Archivos