vie 23 jun 2017 12:59:35 CEST

Útima actualización07:11:05 AM GMT

Spanish Arabic Catalan Chinese (Simplified) Dutch English French Galician German Italian Japanese Korean Portuguese Russian Turkish
  •  
  •  
Usted está aquí: Canales -> Estático -> Barcos en Botella -> Barco en botella Capitana Real

Crear PDF Recomendar Imprimir

Barco en botella Capitana Real

  • Creado el
    Martes, 13 Julio 2010
  • Creado por
    Juan Rodríguez del Barrio
  • Favoritos
    Agregar a favoritos
  • Votos
    (13 votos)

capitana-realEste pequeño artículo está referido al galeón, "Nuestra Señora de la Concepción y de las Ánimas", Capitana Real de la Armada del Mar Océano.

Ya en el tercer periodo del Siglo XVII, Don Antonio Gaztañeta gran erudito en las cosas de la Mar, escribió un manuscrito con las características (datos de medidas, dibujos, etc.) que a su juicio debía de poseer una Capitana Real de 90 cañones.

manuscritocapi.jpg (73814 bytes)Fig. Detalle del manuscrito de Gaztañeta.

En el año 1.681 se comenzó la construcción de un galeón de guerra de 1300 toneladas que correspondía a estas características en los astilleros de Colindres, por el General Millán Ignacio de Iriarte y Gaztelu. La botadura de la nave fue en 1.687 aún sin finalizar por completo, empleando para ello la fuerza de 184 parejas de bueyes.

Una vez en la Mar, se trasladó a Santoña para completar su armamento, puesto que desde su botadura solo estaba armada hasta su segunda cubierta, faltándole aún la tercera más el palazón. Naturalmente, el buque no pudo llegar por sus propios medios pues le faltaba lo principal, su velamen. En esta época seguro que no sería difícil dotarle de unos pequeños palos y velas que permitiesen transportarlo, pero me inclino más por que hubiese sido atoado, bien por lanchas o por algún patache, pues el trayecto era muy corto. Ya en Santoña se le armó la tercera cubierta que le faltaba, el palazón, velamen, cabuyería y motonería.

Estando la Capitana Real completamente armada en pertrechos y artillería, se puso a la colla los últimos días del verano de 1.690, realizando su primera singladura y posterior derrota hasta el puerto de Cádiz, donde entró en servicio.

La misión de una Capitana y su segunda -la Almiranta- era proteger a la flota de comercio en su derrota a las Antillas. Las Ordenanzas Reales de la época disponían que todo buque tenía que llevar artillería para su defensa, si bien no siempre podía hacerse uso de ella debido a que la acumulación de mercancía en torno a los cañones hacía inservibles el juego de los mismos. En el torna viaje, era la propia Capitana la que transportaba el cargamento de oro y plata destinado a la Corona.

En la época de la "Concepción" el periodo de vida de un buque era de unos 25 años, no así los que posteriormente se fabricaron en los astilleros de La Habana, que duraban el doble de los construidos en la Península y aún más los fabricados en Guayaquil. Volviendo a nuestro bajel, su vida en la Mar no fue grande, sin embargo hasta su final estuvo al servicio de su Patria; hasta el punto que se hundió en los puntales de la bahía de Cádiz, para rechazar un posible desembarco del enemigo.

Los hechos históricos de este barco no fueron bien conocidos, pues por ese azar de la historia sus datos quedaron en el olvido. Un grupo de investigadores han sacado a la luz los detalles de cómo se construyó "Nuestra Señora de la Concepción y de la Ánimas". Algunos de ellos: D. Francisco Fernández, D. Fernando Miguelez y D. Cruz Apestegui, escribieron un libro titulado "Arte de Fabrica Reales" que publicó la Editorial Lunwerg.

A tenor del contenido en el Manuscrito, y conociéndose formas y medidas del bajel se buscó un modelista naval que fuese capaz de reproducir un modelo de esta nave. Este modelista se concretó en la persona de D. Jesús María Perona, un guipuzcoano de Orio que asesorado por un equipo de especialistas en Historia Naval, consiguió, después de once años de trabajo, un magnifico modelo de 280 cm. de eslora. Dicho modelo se exhibe actualmente en el Museo Naval de Madrid, y desde estas páginas recomiendo a todos los aficionados al arte del Modelismo Naval que si tienen ocasión lo vean.

CapiMuseo.jpg (50810 bytes)Fig. Modelo actual en el Museo Naval de Madrid.

Posteriormente a la construcción del modelo de Sr. Perona, el azar volvió actuar, y esta vez para bien de nuestra Capitana Real, toda vez que en la exposición itinerante de "La Edad del Hombre" exhibida en la ciudad de Zamora, apareció "un cuadro que provenía de la sacristía de la iglesia parroquial de Arcenillas (Zamora).

En el inventario de la exposición dice:

32, LA CAPITANA REAL DEL MAR OCEANO
Martín Amigo
1690
Óleo sobre lienzo
210 x 135 cm
Arcenillas (Zamora) Iglesia de La Asunción

Y parte del texto dice: El lienzo, de grandes proporciones representa la bahía del puerto de Santoña y anclada en el centro una fragata vista de frente y de popa, con el velamen recogido y la enseña de la capitana enarbolada. En la popa se distingue, entre ángeles, la imagen pintada de la Inmaculada. En el ángulo superior derecho, en una cartela, reza la inscripción "Copia original de la Capitana Real del mar océano fenecida por el general conde de Saucedilla en Santoña. Año 1.690: Martín Amigo pinxit".

Capitana03.jpg (49206 bytes)Fig. Vista de la popa del modelo de la "Concepción".

No es venturoso deducir que estamos ante una pintura real que representa un galeón construido según manuscrito de D. Antonio Gaztañeta, pintada en las mismas fechas en que se botó la Capitana Real, encontrándose además otras coincidencias: astillero, fecha de construcción, enseña de capitana, pintura de popa idéntica a los dibujos de Gaztañeta.

"NUESTRA SEÑORA DE LA CONCEPCIÓN Y DE LAS ÁNIMAS" EN EL INTERIOR DE UNA BOTELLA.

Conocida esta apasionante historia y haciendo uso de mi verdadera afición, que es la inclusión de modelos históricos en el interior de botellas, me decidí a acometer la empresa de construir una réplica de la "Concepción" dentro de una botella.

En el caso de este bajel, lo primero fue construir el plano toda vez que no existe. EL Sr. Perona (amigo personal) me cedió algunos datos sobre su construcción, pero para mí trabajo no servían, por lo cual hice mi propio plano y con él la separación de las piezas.

Mi método actual es confeccionar la nave con varias piezas, que una vez introducidas y ensambladas dentro de la botella, constituyen la miniatura replica del modelo que deseo representar. El modelo final tiene una eslora de 180 mm desde el tajamar al coronamiento de popa. Naturalmente, la explicación de cómo he efectuado mi "Concepción" tengo que hacerla muy somera, pues no es posible concretar paso a paso, el aburrido tiempo de su construcción que ha supuesto un total de 22 meses y un total de 4000 horas de trabajo. Cualquier modelista naval de barcos en botellas comprenderá perfectamente lo que digo pues en este arte, lo primordial es el amor al modelismo y la paciencia. Igualmente quiero dejar claro, que esta clase de trabajo es muy distinta a las que efectúan nuestros compañeros modelistas navales.

Construcción de las primeras piezas: adaptándome al plano, normalmente confecciono el casco con varios listones pegados a los cuales añado otros más delgados buscando siempre que el casco quede perfectamente ensamblado. Después se forra y nada debe descubrir la unión de sus piezas. Nada puede quedar al azar, las uniones con espigas deben de trabajar convenientemente, las piezas deben de entrar por la boca de 28 mm de la botella, las maniobras deberán ir a su sitio, etc..

Capitana04.jpg (52671 bytes)Fig. Detalle de las piezas que componen el modelo.

Todo lo constituyen 31 grandes piezas que a su vez están constituidas por más de dos mil pequeñas piezas. Ténganse en cuenta que un cañón lleva 14 minúsculas piezas.

El trabajo siempre lo hago de popa a proa, por lo tanto en arboladura el primer palo que entra es el mesana.

De los cabos penden unas etiquetas, son para clasificar, ordenar, cada uno de ellos cuando entre en la botella.

Capitana05.jpg (45843 bytes)Fig. Detalle de las barcas de a bordo.

El detalle de las piezas del modelo debe ser el mejor posible teniendo en cuenta la sempiterna escala de cada una de las piezas: el gancho del pescador, el cabo del orinque que sube a la boya, las vigotas con sus ojos, sus zunchos de metal, los imbornales, las tapaderas de las portas abiertas y cerradas para mostrar sus maniobras, los cañones con sus bragas pasando por el cascabel, guardacabos de castañuela para el paso de la escota de la cebadera, las balaustradas y sus escudos, los figurones de popa, las barcas de a bordo con su enjaretado, bancada, palos, remos, y el rezón a proa, la panera en el cuello de la botella.

Capitana02.jpg (48475 bytes)Características

BOTELLA: 5 Litros de capacidad, largo 33 cm, alto 18 cm, boca de entrada 28 mm.

TIEMPO DE PREPARACIÓN Y CONSTRUCCIÓN: 4.000 horas (22 meses).

MANIOBRA DEL BUQUE: Vergas embicadas y braceadas a babor. Velas, bolinas a estribor.

FIRMA DEL AUTOR: En el interior junto a la peana, el nombre de la nave y año de construcción. Igualmente en el interior del tapón.

Si algún modelista o coleccionista desea contactar conmigo, mi dirección de contacto es:

Juan Rodríguez del Barrio
C/ Quilichao, 10 - 5º
Tfno: 91- 763 62 85
28033 Madrid
Texto y Fotos: Juan Rodríguez del Barrio